COLUMNAS

Autor:José Vega Bautista: Agricultores, feministas y federalistas: por otra visión del gobierno.

16 Septiembre 2020

El sistema democrático no se basa sólo en un marco jurídico, en normas y procedimientos reglados, sino que requiere de hábitos y modos de actuar por parte del gobierno. El...

Tristeza

22 Septiembre 2020

• Hay una tristeza profunda que más temprano que tarde se plasmará en los hechos.              

En defensa de la libertad de expresión y de la opinión pública.

28 Septiembre 2020

Bajo el titulo de "En defensa de la libertad de expresión", poetas, científicos, artistas, escritores, académicos, intelectuales, periodistas, cineastas, publicaron este mes de septiembre un desplegado firmado donde advierten que...

EDITORIAL

Editorial

17 Octubre 2019

Proximamente 

Visitas

© 2009-2020 by GPIUTMD

Hora Saltillo

Saltillo Coah. °C
  28/10/2020 Ferienhaus Ostsee

Clima Saltillo

La Tierra perdió parte de su atmósfera en el choque que formó la Luna

Ganamos la Luna, pero perdimos algo por el camino. Nuestro único satélite natural se formó hace unos 4.500 millones de años a partir de la colisión contra la Tierra de otro cuerpo del tamaño de Marte bautizado como Theia. Esa es la teoría en líneas generales, aunque los detalles varían en las distintas hipótesis de cómo pudo suceder ese brutal choque. Una nueva investigación dirigida por la británica Universidad de Durham ha recreado los diferentes escenarios propuestos para concluir que, según el tipo y la violencia del impacto, la Tierra se habría despedido de entre el 10 y el 60 por ciento de su atmósfera durante el evento.

Los investigadores ejecutaron más de 300 simulaciones con una supercomputadora para estudiar las consecuencias que tienen diferentes colisiones enormes en planetas rocosos con atmósferas delgadas. Para ello tuvioron en cuenta factores como la masa, el tamaño, el ángulo o la velocidad del impactador. También si este estaba hecho de hierro, de roca o de ambos materiales.

"El acertijo sobre cómo se formó la Luna y las otras consecuencias de una colisión gigante con la Tierra primitiva es algo sobre lo que los científicos trabajan arduamente", apunta Jacob Kegerreis, del Instituto de Cosmología Computacional en Durham.

Destrucción completa

Las simulaciones, dadas a conocer en "Astrophysical Journal Letters" ( la investigación, prepublicada en arxiv), demuestran que la pérdida atmosférica dependería del tipo de impacto. Cambiar una o más de las variables planteadas puede llevar a una pérdida de la atmósfera o, a veces, a la destrucción completa del planeta impactado. Y en ocasiones ocurre al revés, se produce una ganancia. Los impactos gigantes lentos entre planetas jóvenes y objetos masivos podrían agregar una atmósfera significativa a un mundo si el impactador también tiene una considerable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Tierra perdió parte de su atmósfera en el choque que formó la Luna